ACEITE DE GIRASOL

Helianthus annuus, llamado comúnmente girasol, es una planta herbácea anual de la familia de las asteráceas. Es originaria de Centro y Norteamérica y cultivada como alimento, oleaginosa y ornamental en todo el mundo.

Beneficios: El aceite de girasol está compuesto mayoritariamente por ácido linoleico, un ácido graso esencial de tipo omega 6. Además, también contiene ácido oleico (omega 9) y ácido palmítico.

Entre las cualidades del aceite de girasol cabe destacar las siguientes:

– Tiene un alto contenido en vitamina E y ácidos grasos no saturados, por lo que es perfecto para la piel, ya que la vitamina E es considerada la vitamina de la belleza, aportándole propiedades antioxidantes, que resultan de gran utilidad en un protector solar.

– Es una sustancia poco viscosa y de gran compatibilidad con la piel, que lo absorbe a la perfección, por lo que ofrece infinidad de ventajas y beneficios. Es adecuado incluso para pieles grasas, ayudando a combatir los efectos del acné, restaurando, limpiando y cuidando la dermis.

 Origen: El origen del aceite de girasol se atribuye a México, aunque no fue hasta el siglo XVIII en Rusia donde se realizaron las primeras pruebas de extracción del aceite. A mediados del siglo XIX ya se empieza a comercializar como un producto apto para el consumo y para diversas aplicaciones cosméticas.

El aceite de girasol se obtiene a partir de las pipas de girasol. Las pipas se limpian una vez obtenidas y mediante el proceso de descascarillado se obtienen las semillas. Después se prensan para extraer el aceite de su interior. Las semillas utilizadas son de origen ecológico y el aceite es de calidad primera presión.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar